Mejor hora para estudiar matemáticas

Mejor hora para estudiar matemáticas

O las odias o las amas, no existe termino medio con las matemáticas. Esa asignatura que es un quebradero para tantas personas. Pero, ¿Hay un momento perfecto para aprenderla? ¿Existe una mejor hora para estudiar matemáticas? La respuesta es clara: SI.

Aunque hay ciertos matices que tendrás que comprender. En el siguiente artículo encontrarás la guía completa para saber cuál es tu mejor momento para aprender matemáticas.

¿Cuál es la mejor hora para estudiar matemáticas?

Lo primero que debes hacer cuando tengas ganas de estudiar matemáticas, hazlo. No hay un mejor momento para estudiar esta materia y en realidad cualquier materia. También es cierto que depende de una persona a otra, así como de una situación a otra. Algunas personas prefieren estudiar por la mañana y algunas prefieren estudiar por la noche.

Ambos tipos de personas tienen su propia lógica, ya que en el contexto de las primeras horas de la mañana, muchas personas (y estudios) dicen que es el mejor momento ya que la mente está en modo de relajación.

El estudio nocturno, como en el contexto de esto, también tiene su lado positivo para estudiar esta materia. En la noche al final todo el ambiente es silencioso y también mantienes la calma y te concentras en estudiar también de una mejor forma, ¡Imprescindible para las matemáticas!

Ahora llega a tu pregunta, estudiar matemáticas, ¿Cuál es la mejor hora? Debería ser estudiar hasta altas horas de la noche, ya que tu mente se mantiene en calma y no hay nada que memorizar (cosas que deben entenderse correctamente).

No solo es elegir la mejor hora para estudiar matemáticas

En realidad, no puedes sacar unos resultados óptimos las matemáticas si te estás vagueando durante todo el semestre y estudias una semana antes del examen.

La razón de esto es que muchos de los conceptos se basan en otros conceptos. Por ejemplo, para aprender el Concepto A, debe comprender el Concepto B, lo que requiere que ya comprenda el Concepto C. ¡Bienvenido a las matemáticas!

Cada uno de estos conceptos requiere una cierta cantidad de tiempo para "digerirse". Antes de pasar a la siguiente etapa. Por lo tanto, debes desarrollar buenos hábitos de estudio (como crear un plan de estudios).

Si eres relativamente talentoso en matemáticas, es posible que no sientas que este es el caso, ya que superaste las matemáticas de la escuela secundaria rápidamente sin mover un dedo. Pero esto es una excepción.

Para poner las cosas en perspectiva, todo el curso de matemáticas de la escuela secundaria (el más difícil de los cuatro cursos) probablemente se cubriría en un mes al ritmo de un estudiante de primer año. En matemáticas, las cosas se han acelerado nuevamente en los últimos años.

El mejor momento es personalizado para cada persona

El mejor momento para estudiar depende de ti y de tu cuerpo. ¡Necesitas comprender tus propios niveles de energía y organizar tu estudio en torno a ellos!

Tienes que descubrir el momento del día en el que eres más eficaz, el momento en el que hace más cosas. Este tiempo se define como su "Período de productividad máxima".

Todos trabajamos de manera diferente. Algunos son más efectivos por la mañana y otros son más efectivos por la noche. La clave es tomarse el tiempo que sea más eficaz y organizar su trabajo en torno a ese tiempo.

Cuando haya identificado sus picos y caídas de productividad a lo largo del día, comience a planificar estos dos períodos:

  1. Fase de productividad máxima: durante estos períodos, debe completar los proyectos de estudio que implican estrategias creativas, resolución de problemas y decisiones críticas .
  2. Fase de productividad de bajo nivel : no pierda este tiempo. Si terminas viendo Netflix cada vez que entras en una fase como esta, estarás perdiendo mucho tiempo. En su lugar, haga las tareas que no requieran mucha energía o creatividad para llevarlas a cabo. 

¿Qué dice la ciencia?

Los expertos de la Universidad de Londres dijeron que la primera mitad del día es la más adecuada para resolver problemas matemáticos. Recomendaron estudiar las ciencias exactas antes del almuerzo, mientras que estudiar historia es mejor por la tarde.

Los científicos llegaron a tales conclusiones después de analizar el rendimiento escolar. Las calificaciones de los estudiantes en matemáticas resultaron ser altas cuando la asignatura estaba en la primera mitad del día, y en historia, en la segunda.

Los investigadores británicos llevaron a cabo sus observaciones en una de las escuelas búlgaras durante nueve años. Se asume que sus resultados serán útiles para la elaboración de horarios de clases escolares y universitarios.

Te puede interesar

Subir