Cuál es la mejor hora para orar

Cuál es la mejor hora para orar

En la vida del ser humano ocurren situaciones difíciles que pudieran arrebatarnos el gozo y la alegría. Es en esas circunstancias en que se necesita a alguien en quien acudir, muchos acudimos a Dios mediante la oración. Pero hablando de la oración, ¿Cuál es la mejor hora para orar? A continuación la respuesta.

El hombre tiene una necesidad de comunicarse, de expresar sus ideas, pensamientos y además de clamar por ayuda. Por eso necesita a alguien en quien creer y se aferra a ese ser con la intención de que escuche sus plegarias y alivie sus sufrimientos.

¿Cuál es la mejor hora para orar?

La biblia no nos dice que exista una hora específica en la que mejor debemos orar, pero si nos da ejemplos de situaciones en las que los seguidores de Dios del pasado acudieron a él en oración en determinados momentos y hallaron el alivio que necesitaban. Recibieron la ayuda de manera oportuna mediante la oración.

Afortunadamente nuestro creador está dispuesto a escucharnos en todo momento, siempre y cuando acudamos a él con sinceridad de corazón. La línea de comunicación nunca está ocupada y tampoco debemos solicitar un permiso para ser escuchados por él. Saber esto nos causa mucha alegría y consuelo.

Pero hay ocasiones en que necesitamos orar con más ahínco, como por ejemplo: En la noche, antes de ir a dormir es esencial la oración de la noche para agradecer por el día de vida, y pedir poder conciliar el sueño, y tener una noche tranquila; Al levantarte, en las mañanas: para darle las gracias por el don de la vida, ese regalo maravilloso y pedir porque bendiga la jornada del día.

A las horas de las comidas, para agradecer por ese pan diario, ya que quizás haya hogares donde no dispongan de ese alimento o se haga difícil obtener el sustento; durante una situación difícil, donde quizás necesites valor para continuar o hacer frente a algún suceso fuerte.

O si lo que necesitas es hablar a solas con Dios para contarle cómo te sientes y comunicarte con él, estrechar tu amistad con él, entonces en ese caso, será mejor buscar un lugar donde estés a solas y puedas orar sin interrupciones. En cuanto a la hora, será cuando sientas la necesidad, Dios te escuchará si le hablas con el corazón.

Importancia de la oración

Durante nuestra existencia hemos aprendido a orar, de hecho, orar es hablar con Dios, difiere de repetir cada vez las mismas frases como si se tratara de una canción, orar es abrir nuestro corazón a Dios y expresar nuestros sentimientos más íntimos e inquietantes. Cuando oramos a Dios nuestra amistad con él se fortalece.

Tal como se fortalece una amistad con un amigo, mientras más nos comunicamos, más lo conocemos y la amistad crece y se hace fuerte. Así es nuestra relación con Dios cada vez que acudimos a él mediante la oración, tenemos la oportunidad de acercarnos a él y estrechar nuestra amistad.

Además, a Dios le agrada que le contemos nuestros sentimientos y acudamos a él por ayuda, es un gran amigo que en las peores situaciones no te abandonará. Con su espíritu puede dar la paz mental que necesitemos o las fuerzas para continuar, y la sabiduría para tomar decisiones sabias en alguna situación en la que no sepamos qué hacer.

Debemos estar agradecidos con Dios de que a pesar de que somos imperfectos, nos brinda la oportunidad de acercarnos a él por medio de la oración, lo que demuestra que es un Dios amoroso y desea que lo conozcamos. Que nada te impida usar ese regalo de la oración, puedes orar en cualquier momento que desees.

Te puede interesar

Subir