Mejor hora para limpiar un horno

mejor hora para limpiar un horno

Saber elegir un horno es tan importante como saber la mejor hora para limpiar un horno. A pesar de parecer algo sencillo, nada más lejos de la realidad. La limpieza de nuestro horno es primordial para garantizar el buen funcionamiento del mismo y a su vez garantizar la durabilidad del propio horno.

Al igual que pasa con los dientes, o la marquesina que tienes encima de tu puerta, el horno también necesita de vez en cuando una revisión y limpieza, cabe mencionar que en ocasiones es peor la idea de limpiar que la limpieza en si misma.

Cuando me cambié de piso fue por el lugar de mis sueños, el piso estaba en perfecta ubicación y bastante bien acondicionado. Mi habitación era la que siempre soñé, iluminada, con una nevera trivalente como en hotel de lujo, y una cama enorme.

La cocina era perfecta, excepto por un detalle, el horno estaba lleno de mugre negra y hasta pegajosa, vamos lo que es la grasa bien apegada a una superficie.

Mi horno estaba como si hubieran cocinado un costillar entero en la propia parrilla. Tenía la opción de limpieza automática pero se de bien que no siempre es una buena alternativa.

Pero si se con seguridad que existen métodos naturales y caseros para llevar a cabo esta tarea, consejos de la abuela que están de puta madre.

La limpieza de nuestro horno no tiene porque ser una tortura con los conocimientos correctos y los utensilios necesarios. Esto se convertirá en una tarea menos abrumadora y la sensación de dejarlo perfecto será nuestra mejor recompensa, recuerda que siempre puedes comprar un horno autolimpiable

La frecuencia con que utilice su horno será guía para saber la frecuencia con que debe limpiarlo.

Por ejemplo los panaderos y cocineros lo frieguen como mínimo una vez cada dos meses, si tu enciendes tu horno raras veces con dos o tres veces al año estaría bien limpiarlo.

Aquí te dejaremos consejos para llevar a cabo esta tarea, con qué frecuencia debemos hacerlo y sobre todo ánimos que seguro te queda como nuevo.

¿Cuál es la mejor hora para limpiar el horno?

La mejor hora es en las primeras horas de la mañana ya que es la hora en la que podemos dejar la cocina reposar unas horas. ¿Por qué? Por algo tan simple como el hecho de hacer una correcta limpieza.

¿Una correcta limpieza? En efecto, por norma general una vez se limpia el horno se suele encender para que los gases de los productos de limpieza penetren de mejor forma en el interior del horno.

Esto hace que la cocina se pueda llenar de gases que es mejor no respirar, por ello la cocina debe de estar unas horas totalmente vacia y obviamente con una existente corriente, preferiblemente de una ventana abierta.

Y a no ser que seas Harry Potter o bien un mago o bruja del mundo mágico (Para ello haz el test de Harry Potter casa) y sepas limpiar tu horno mediante la magia enseñada en Hogwarts, entonces no te quedará más remedio que necesitar unas horas para limpiar en profundidad tu horno.

Limpiar el horno de nuestra casa a fondo

Seguramente te preguntarás con que frecuencia debemos de limpiar nuestro horno?, pues hay un par de señales que te ayudarán a darte cuenta de que ya es hora de una limpieza.

✅ Primero: sería la apariencia del horno, si notas costras en la parrilla o residuos en el fondo, manchas de grasa, la puerta esta llena de grasa.

✅ Segundo: sería para el olor, si empezamos a sentir que nuestro horno tiene un olor fuera de lo normal es que ya es hora de limpiarlo bien y además si el horno saca demasiado humo es que tienes mucha mierda aun escondida por ahí.

Y seguro también te preguntarás ¿Porqué resulta tan importante limpiar el horno? Aunque tenemos claro que no es una bonita tarea.

Lo que si debemos tener en cuenta es que su limpieza y estado de desinfección nos proporcionará mejor calidad y gusto en los alimentos que preparemos en el.

Hay que recordar que los aromas influyen mucho en algo puesto a temperaturas elevadas.

Para llevar a cabo esta tarea necesitaremos un limpiador de calidad como el KH-7, también podemos utilizar vinagre, bicarbonato, limón más adelante os explicaré que hacer con cada uno de ellos.

También existe la opción de auto limpieza de horno, pero eso en ocasiones puede ser una metedura de pata, puesto que esta función no viene bien para todos los casos.

Antes de que selecciones que producto utilizar para levar a cabo la limpieza deberás tener a mano los siguientes utensilios:

  • 🧤  Guantes de limpiar de goma: que no sean desechables, deben ser fuertes y aptos para esto ya que necesitarás algo resistente para no exponer tu piel a productos químicos si optas por esta opción.
  • 🤓 Gafas de protección: Para no exponer los ojos al limpiador químico, podría salpicar sin darnos cuenta.
  • 📰 Periódicos viejos: Para cubrir el suelo alrededor del horno, ya que podría aparecer algún goteo por tanta grasa.
  • 🧧 Trapos húmedos: Para limpiar la suciedad una vez aplicado el limpiador, ten varios a manos tanto secos como húmedos.
  • ➰ Piedra pómez o paste de alambre: Resultará de gran ayuda si nuestro horno tiene costras.

Limpiar con KH-7

Utilizar este método es el más fácil y probablemente el más rápido también, eliminará de nuestro horno una buena cantidad de grasa y de mugre.

Solo que debemos mencionar que si eres sensible a olores químicos es mejor pasar de esto e irnos a lo natural.

En lo personal tengo muy buena experiencia en cuanto a limpiar un horno con KH7, el olor no me parece muy agresivo y resulta ser rápido y darme resultados.

Utilizo esta marca para múltiples cosas como limpiar mi cuarto de baño, la grifería quitando la cal que son esas manchitas blancas, y por supuesto para el horno.

Basta con que cubras muy bien todo el horno con este producto, lo dejes actuar unos 5 minutos como mínimo.

Debes asegurarte que el liquido no se seque y a continuación con un paste de limpieza comiences a frotar las zonas, recuerda ponerte guantes para que lo hagas mejor. Tienes que repetir esta acción cuantas veces sea posible hasta que veas que ha quedado perfecto.

Limpiar con bicarbonato de sodio

Utilizar bicarbonato de sodio para tareas de despercudir zonas es habitual, en especial si tienes mucha acumulación. Limpiar el horno con bicarbonato es una de las formas más simples y efectivas. 

Primero sacar todo de nuestro horno, dejarlo vacío y colocar periódico debajo de el.

Vamos a realizar una pasta con el bicarbonato y agua que debemos dejar reposar durante 10 a 12 horas.

O si puedes dejarlo aplicado durante una noche entera estaría genial. En un tazón ponemos una cantidad razonable del producto.

Luego vamos añadiendo agua, debe formarse una pasta consistente casi que hasta con espuma. Se extiende por todo el horno y como mencionábamos antes se deja reposar.

Una vez transcurrido el tiempo estipulado procedemos a cepillar con la piedra pómez o el paste de alambre.

Cuando ya se allá quedado bastante bien procedemos a retirar los restos con un paño de cocina. También podemos ayudarnos de una espátula para esos lugares difíciles de alcanzar.

Limpiar con limón

Este es uno de los métodos seguros de limpieza, es natural y realmente efectivo para este tipo de trabajos con grasa acumulada.

Te evitas de utilizar productos químicos agresivos y te ahorras esa limpieza automática que de poco sirve.

El proceso lleva su tiempo y su buena cantidad de grasa pero por eso mismo merece la pena. Además tengo que añadir que seguro ya tengas todo lo necesario al alcance de tu mano. Y este es otro punto a favor en cuanto a limpiar un horno con limón.

Limones y agua es una opción de limpieza en bricolaje que tiene un tiempo aproximado de 1 a 2 horas, bueno eso si tu horno se encuentra ligeramente sucio y las parrillas no precisan tanta limpieza.

Muy bien, ahora para empezar debemos retirar todo lo que tengamos en el horno como las parrillas, bandejas para pizza etc.

Recuerda colocar periódicos o toallas en el suelo, yo en lo personal prefiero el papel porque lo tiro y detesto lavar paños grasosos.

Ahora llena un tazón mediano, que sea por supuesto resistente al calor del horno y llénalo de agua, corta dos limones por la mitad y déjalos en el tazón. Calienta tu horno a 250 grados.

Una vez este caliente coloque el tazón dentro encima de la parrilla y dejarlo actuar por una hora o dos, después de transcurrido el tiempo apagamos el horno y dejamos reposar hasta su enfriamiento.

Mientras el horno aun este caliente, pero por supuesto no tan caliente como para sufrir una quemadura.

Nos ponemos guantes de goma, cogemos un paño de cocina húmedo y comenzamos a limpiar la superficie, los lados, el fondo, la parte de arriba, las puertas y todo cuanto podamos.

Si es necesario usemos un rasca o paste de aluminio, asegúrate de no dejar ni un solo trozo de área sin limpiar.

Limpiar el horno con vinagre

Otro método infalible es utilizar vinagre para limpiar el horno, aunque para obtener un mejor resultado deberemos mezclar lo con bicarbonato.

Lo primero como bien sabemos es vaciar el horno, retirando parrillas y demás, los dejamos de lado y colocamos papel por debajo del horno para evitar cualquier escape de grasa y no manchemos nuestro suelo.

Vamos a colocar en un tazón el bicarbonato, una cantidad de ½ taza y vamos agregando poco a poco el vinagre.

Debe de ser de preferencia blanco puesto que funciona mejor para este tipo de tareas, mezclamos hasta obtener una pasta para untar.

Untamos esta pasta por toda la superficie del horno, lo mejor será que te pongas los guantes ya que saldrá mucha guarrada de esto.

La pasta se volverá de color marrón evidentemente debido a la grasa que estará saliendo al frotar.

Es importante que solo coloques esta pasta porque la dejaremos extendida en reposo, de 8 a 10 horas como mínimo, cuanto más tiempo lo cubras con esta pasta mejor.

Una vez veas que la pasta se ha secado comienza a limpiar con un rasca, un cepillo o un paño.

Luego en un bote con spray coloca una cantidad de vinagre blanco y rocía directamente en todas las partes donde aún veas residuos grasientos, verás como se va disolviendo de a poco.

Luego para finalizar utiliza un paño húmedo y terminar de limpiar toda la superficie del horno, pasa el paño por las superficies las veces que sea necesario, agrega agua o mas vinagre si ves que la suciedad persiste.

Recordarte que las parrillas podrás dejarlas a parte en un tazón reposando en agua con vinagre, al finalizar el horno procede a limpiarlas y secar las también con vinagre en spray.

Una vez hecho todo esto verás como tu horno queda limpio y reluciente. Bien hecho!!!

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir